Solución casera para las orejas rasgadas

Por el uso de pendientes demasiado pesados es normal que se tenga la consecuencia de los lóbulos rasgados. El resultado es bastante visible, pues los agujeros se terminan alargando, y el lóbulo perderá volumen y elasticidad. Incluso en algunas ocasiones este puede llegar a romperse.

Existen diferentes procedimientos para resolver este problema, y no todas implican la cirugía para reconstruir el lóbulo. Es por ello que hoy vamos a hablar de las posibles soluciones para esta situación, y así podrás volver a lucir unas orejas muy bonitas y sin dilatación.

El problema de los lóbulos rasgados

Dependiendo del estado de tus lóbulos algunas soluciones puede funcionar y otras no. Por este motivo, es probable que necesites una opinión de un profesional para que así puedas tener un consejo útil al respecto.

En algunos casos el lóbulo no está demasiado abierto y es allí donde podremos aplicar diferentes soluciones caseras para que consigamos lucir los lóbulos de nuevo como antes. Dentro de estas soluciones podremos encontrarnos las siguientes:

Ácido hialurónico

Si el alargamiento es leve y se produce debido a la pérdida de elasticidad del lóbulo de la oreja el ácido hialurónico es una gran solución. Al utilizar ácido hialurónico tu lóbulo de la oreja se puede recuperar sin necesidad de someterse a una cirugía. Todo esto gracias a esta sustancia que está de forma natural en tu cuerpo y que no te producirá alergias.

Puedes probar aplicando alguna crema que contenga este principio activo, o hacer pequeñas infiltraciones que harán que se recupere la consistencia, volumen y firmeza. Si se realiza un tratamiento de infiltración este puede tener una duración de hasta 12 meses, aunque es conveniente hacer un retoque una o dos veces al año.

Es una solución bastante práctica, en especial porque con esta no se realizará una cirugía en tu lóbulo de la oreja.

Uso de cierres de mejor calidad

En Oh My Pendant podrás encontrarte con una opción que es totalmente casera y que no será invasiva en absoluto. Se trata de los cierres que son ideales para los lóbulos caídos o rasgados, y estos son válidos para todo tipo de pendientes sin importar el tipo de cierre que tengan.

Los cierres son muy fáciles de utilizar, porque bastará con enroscarlos y ya estarán listos. Al tener una superficie más grande, permiten distribuir el peso de los pendientes en toda la superficie, haciendo que aguanten en su sitio sin que se te vaya a seguir rasgando el lóbulo de la oreja.

Esta es una solución casera que evitará que tengas que pagar una costosa cirugía, y tus orejas lucirán siempre perfectas.

¿Cómo es la cirugía del lóbulo de oreja rasgado?

En caso de que tengas una dilatación extrema o que el lóbulo haya terminado por rasgarse por completo, será necesario someterte a una intervención quirúrgica. Esta es una intervención estática que permite cerrar el agujero de la oreja para recuperar el equilibrio natural de la oreja.

La cirugía se llama lobuloplastia siendo un procedimiento reconstructivo que se centra en el tratamiento y en la correcta cicatrización. Es un procedimiento que se realiza de forma ambulatoria con anestesia local y dura entre 15 a 30 minutos dependiendo de si hay que tratar una o las dos orejas.

El proceso postoperatorio permite llevar una vida completamente normal, y cuando los lóbulos hayan cicatrizado por completo habrá que esperar por lo menos un mes para volver a abrir los agujeros. Los resultados de esta cirugía son bastante duraderos, pero se deben tener precauciones con los pendientes que se usan, porque podrías volver a rasgarte el lóbulo si sigues utilizando unos pendientes demasiado pesados.

Revisa este post, en él hablamos sobre las operaciones para cierre de lóbulo por la Seguridad Social.

¿Cuál es el coste de una cirugía para lóbulos rasgados?

El precio para reparar un lóbulo rasgado suele estar entre los 300 y los 500 euros, dependiendo de si se trata de un lóbulo o si son ambos. Sin embargo, si se tiene alguna patología específica puede que los costes sean más elevados.

Si estamos hablando de una dilatación del orificio con aros dilatadores el precio puede llegar hasta los 1000 euros, porque será una reparación mayor. Por este motivo, en el caso de que tengas el lóbulo muy rasgado lo ideal es consultar con un profesional altamente cualificado.

Para los casos en los que el lóbulo no está demasiado rasgado se pueden aplicar las técnicas caseras que hemos mencionado anteriormente. Si usas unos cierres adecuados que permitan repartir bien el peso de los pendientes en tu oreja evitarás que la situación vaya a peor, por lo que tendrás una gran comodidad.Además, para los casos leves, esta será una solución más práctica, porque tendrá un coste de tan solo 20 euros.

Si lo comparamos con el coste de la cirugía, esta es una solución más barata, pero en los casos más graves lo más probable es que tengas que recurrir a la cirugía reconstructiva.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *