¿Cuánto cuesta hacerse un pendiente?

Cuando queremos tener un estilo diferente, podemos optar por combinar nuestros atuendos con unos pendientes que hagan resaltar nuestras orejas. Llevar un pendiente puede ser una gran opción y pueden ser perfectos tanto para hombres como para mujeres para lucir geniales.

Al hacerse un pendiente es importante elegir bien la zona y el tipo de pendiente que encajará con tu estilo. Sin embargo, puede que no sepas cuál es el coste que tiene hacerse un pendiente, por lo que hoy vamos a conocer toda la información al respecto.

Lugares y precios por hacerse un pendiente

Es una muy buena opción optar por hacerse un pendiente en una farmacia, puesto que es práctico y barato. Sin embargo, su coste no es fijo y este puede oscilar entre los 5 y los 10 euros, dependiendo del servicio y la calidad del pendiente que se quiera implantar.

Normalmente en las farmacias la técnica de implantación es con una pistola, siendo una forma fácil, rápida y eficaz de hacerlo. Normalmente estos pendientes se encuentran hechos con material hipoalergénico donde su tuerca encaja a presión. Es un sistema muy eficaz que llevará una seguridad para evitar que se desprenda y produzca heridas.

Otra opción para hacerse un pendiente es en los locales para piercings, y allí normalmente se hacen de forma manual. Esta técnica requiere que se tenga una gran profesionalidad, y el coste de hacerlo de forma manual es más elevado rondando los 30 euros por las dos perforaciones, o 20 euros por una sola perforación. Todos los precios que hemos mencionado son aproximados y dependiendo del lugar y la dificultad se aplicará un precio u otro.

¿Qué medidas higiénicas se deben tener antes y después del pendiente?

Para que el pendiente no se vaya a infectar, las medidas higiénicas son algo básico porque así las posibilidades se reducirán considerablemente. 

Higiene antes de hacer un pendiente

Para hacerte un pendiente debes asegurarte de que todo el material debe estar desinfectado y esterilizado. Esto incluye los pendientes que se van a utilizar para que no se vaya a producir ningún tipo de infección.

Este es un procedimiento que se debe hacer con guantes durante la práctica, y será crucial que se limpie bien la zona donde se va a colocar el pendiente.

Realizar limpieza después del pendiente

La curación es fácil de realizar, pero la cicatrización de los pendientes normalmente es complicada. Para hacer la limpieza de la zona es importante tener las manos limpias y lo ideal es limpiar la zona a diario con suero fisiológico o con una solución de clorhexidina en spray. Después de la aplicación, se debe dar vuelta al pendiente para que no se vaya a pegar y se deja reposar.

La cicatrización de este tipo de heridas puede tardar mucho tiempo en curar, por lo que se debe tener paciencia. Pueden surgir infecciones e inflamaciones durante la curación lo que genera molestias, en especial a la hora de dormir. 

El proceso de cicatrización puede tardar hasta un año y es importante no quitarse los pendientes porque el agujero terminaría por cerrarse rápidamente.

¿Qué pasa si se me infecta un pendiente?

Lo normal es que durante la cicatrización puedas tener la zona enrojecida y en algunos casos puedes sentir dolor o molestias. Sin embargo, si la zona está muy endurecida, se endurece y notas que está bastante caliente, lo más probable es que tengas una infección severa.

Para estos casos, lo más recomendable es desinfectar la zona varias veces al día sin tocar el pendiente y dejándolo en su posición. En caso de que la infección empeore y empiece a salir pus lo mejor será ir a un médico, puesto que en estos casos lo normal es que se requiera de una crema con antibiótico.

Los queloides pueden llegar a ser otro problema durante el proceso de cicatrización, y es cuando se produce un pequeño bulto en la oreja. En estos casos, muchas veces el lóbulo de tu oreja puede necesitar de una cirugía de reconstrucción.

Si sospechas que el material del que está hecho el pendiente que tienes no es idóneo para que tu cuerpo lo soporte, se recomienda cambiar a otro mejor. Una apuesta segura es optar por el oro porque es completamente hipoalergénico.

¿Cómo evitar que el lóbulo se desgarre después de tener un pendiente?

Cuando tienes pendientes en las orejas un problema común con el tiempo es que se pueda terminar por rasgar el lóbulo de la oreja.

Es por este motivo que una solución es comprar un buen elevador de pendientes como los que vendemos en Oh My Pendant. Esto se debe a que son unos cierres especiales que distribuirán el peso de los pendientes evitando que hagan demasiada fuerza hacia abajo al lóbulo.

Se trata de una solución muy barata y que te puede evitar problemas y costosas cirugías en el futuro ¡Pruébalos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *