Cerrar el agujero de la oreja rasgado por la Seguridad Social

Se debe tener en consideración que la Seguridad Social normalmente no cubrirá ningún tipo de intervención quirúrgica considerada como estética. Antiguamente la otoplastia era un procedimiento que se hacía para corregir amputaciones o falta de oreja por algún traumatismo.

Sin embargo, hoy en día con el uso de aretes cada vez más pesados es común ver las orejas rasgadas siendo un defecto estético. Para la autoestima es imprescindible solucionar este inconveniente, y por este motivo es que muchas personas recurren a la intervención quirúrgica. 

¿La Seguridad Social me puede cubrir una otoplastia?

La verdad es que esta operación es relativamente sencilla y tiene muy pocos riesgos. Sin embargo, por norma general la Seguridad Social no cubrirá este tipo de intervenciones al igual que los seguros privados. Además, el coste que tiene esta cirugía dependerá en gran medida del problema a tratar.

En muchas ocasiones esta es una lesión que puede dejar la oreja muy antiestética, lo que puede llegar a dificultar las relaciones sociales con el resto de individuos. Es un problema que puede traer consecuencias incluso psicológicas si hablamos de adolescentes y afecta incluso los resultados académicos.

Por este motivo, en estos casos lo más recomendable es hacer una otoplastia, puesto que será una solución que corregirá la oreja y así se tendrá siempre un aspecto estético. Sin embargo, los costes por esta cirugía estética tendrás que asumirlos por tu cuenta, y se trata de una cirugía que no es en extremo costosa.

¿Qué condiciones se deben cumplir para que la Seguridad Social cubra este tipo de cirugía?

Es importante fijarse en que puede que en algunos casos la Seguridad Social pueda cubrir la cirugía para cerrar el agujero de la oreja rasgado. Estos casos serán:

  • Tiene que tratarse de una malformación que genere problemas de salud.
  • Es necesaria una reconstrucción de una oreja como consecuencia de un accidente.
  • Las deformidades de la oreja pueden producir daños psicológicos.

En este último caso, es necesario presentar un informe psicológico describiendo por completo los problemas psicológicos que pueda estar causando la deformidad en el paciente. Este veredicto se analizará por parte de la Seguridad Social y al final se tomará una decisión sobre si se cubre o no el coste de la intervención.

En estos casos es en los únicos en los que la Seguridad Social podrá cubrir los costes de este tipo de intervenciones. Sin embargo, incluso en estos casos puede que no tengas la cobertura del seguro para hacer la cirugía y termines por tener que pagarlo por tu cuenta.

¿Cuánto puede costar una otoplastia si no la cubre la Seguridad Social?

Cuando el lóbulo de la oreja está completamente dividido en dos mitades, la mejor solución siempre será realizar una pequeña intervención quirúrgica. En esta cirugía se reavivarán los bordes, con la finalidad de que estos puedan unirse de nuevo.

Normalmente es un procedimiento que no durará más de 30 minutos y que se realiza con anestesia local. Al cabo de unos meses se puede volver a perforar el agujero en la oreja para llevar nuevos pendientes, pero se recomienda que se haga a unos milímetros del agujero original.

El coste que suele tener este tipo de cirugía suele estar alrededor de los 600 euros, que será el coste que tendrás que asumir si el Seguro Social decide que no te cubrirá la cirugía. Muchas clínicas de cirugía estética te pueden ofrecer planes de financiación con la finalidad de que puedas hacer el pago a plazos.

¿Cómo evitar que se rasguen los lóbulos de la oreja?

Para que puedas evitar que se rasguen los lóbulos de la oreja una solución es conseguir un mejor soporte para los pendientes. En nuestro post sobre remedios caseros te contamos algunos trucos más.

En Oh My Pendant te encontrarás con soluciones para que puedas tener el soporte necesario para tus pendientes y que estos no vayan a rasgar el lóbulo de la oreja. Son unos cierres especiales que permiten distribuir de forma pareja el peso en todo el lóbulo de la oreja y de esta forma evitarás el desgarro.

Echa un ojo a nuestros cierres para lóbulos rasgados.

Así, podrás cuidar los agujeros de tus lóbulos y no se terminarán rasgando por completo, y te evitarás una inversión grande para reparar tu lóbulo mediante una cirugía estética.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *