Tipos de cierres de pendientes

Los pendientes son unas de las joyas favoritas de muchas personas, y cuentan con una amplia variedad de diseños y modelos por lo que puedes encontrar unos que se adapten a tus gustos. También existen diferentes tipos de cierres de pendientes que te pueden ayudar a elegir una opción bastante funcional para cada caso.

Cada uno de estos cierres tendrán sus particularidades, y se deben elegir en función de las orejas y las necesidades de cada persona. Por este motivo, vamos a conocer las mejores soluciones que podremos encontrar en el mercado actual.

¿Cuáles son los tipos de pendientes que podremos encontrar?

Existen muchos tipos de cierres de pendientes entre los cuales escoger, y vamos a conocer los más populares:

Presión

Estos también se conocen como cierre de mariposa, y son los más habituales que encontramos en los pendientes. Se encuentran disponibles en una amplia variedad de modelos, y su objetivo es ajustar la presión para acomodar el pendiente al lóbulo apretando más o menos dependiendo de la sujeción que se quiera.

Hay pendientes de este tipo de diversas formas y tamaños, pero todos usan el mismo sistema para sujetar los pendientes. Estos son muy populares, en especial porque son prácticos, cómodos y fáciles de poner.

Rosca

También conocidos como cierres de tornillo, son similares a los anteriores, pero con la diferencia de que se enroscarán para cerrar el pendiente. Estos evitarán lesiones en la piel, porque no sobresale el palito del pendiente por la parte de atrás de la oreja, y mantienen el pendiente en su sitio.

Son muy usados en niños pequeños o en bebés, además de que son muy usados en los piercings.

Catalán

Se conoce también como cierre de ballesta, y es un cierre a presión con una palanca articulada. Estos pendientes pasarán por debajo del lóbulo de la oreja y se ajusta el palito del pendiente. Son muy cómodos y fáciles de usar y no oprimirán en absoluto la piel.

Omega

Es de los cierres más antiguos para pendientes que podremos encontrar en el mercado, y estos deben su nombre a la forma de la letra griega. La estructura podrá soportar un paso mayor a otro tipo de cierres, y se utiliza para los pendientes grandes. 

Este tipo de cierre será muy cómodo y proporcionará gran seguridad para que las perlas o elementos pesados no se vayan a caer.

Gancho

Es de los más prácticos de poner, y también se denomina cierre hippie, siendo un gancho que se introduce en el agujero de la oreja y queda colgado por la parte de atrás. Este modelo de cierre está pensado especialmente para los pendientes livianos y no dañarán el lóbulo.

Este tipo de gancho pueden ser abiertos, en los que el gancho que sobresale por la parte de atrás cuelga. Pero, también pueden ser cerrados, conocidos como cierre romano que en la parte superior se puede enganchar sobre sí misma para cerrar el pendiente.

Congo

Es un tipo de cierre que es habitual en los pendientes de aro y consiste en una barrita articulada fina. Encaja a la perfección en el otro extremo del aro, por lo que quedará oculto y formando un aro completo.

Barra

Se usa en los pendientes trepadores, los cuales recorren el lóbulo siguiendo la forma de la oreja. Estos pendientes se ajustarán y no se caen, y es un tipo de cierre que es muy moderno.

Clip

Son los que utilizan las personas que no tienen las orejas perforadas, puesto que este tipo de cierre no cuenta con un espigo para introducir en ningún agujero. Se ajustan básicamente al lóbulo mediante presión y se sostienen en el lóbulo sin caerse.

Ear Cuff

Esto no es un cierre como tal, sino que es un tipo de pendiente que se ajusta a la oreja y no necesita ningún tipo de perforaciones para quedarse en su sitio. Está diseñado específicamente para llevarlo en el cartílago, y se hace una presión sobre sí mismo para ajustarlo a la oreja y que no se caiga. Son cómodos y vistosos y están muy de moda en la actualidad.

Orejas rasgadas

Consiste en un tipo de cierre para orejas rasgadas que es muy práctico, y que te permitirá conseguir una gran comodidad al llevar pendientes pesados en tus orejas. Estos los puedes encontrar en Oh My Pendant, y distribuirán el peso de forma uniforme en el lóbulo de la oreja.

Funcionan mediante presión, sosteniendo el pendiente de forma uniforme para evitar que se produzcan desgarros en el lóbulo de la oreja.

Consejos para elegir correctamente un cierre de pendientes

Independientemente de las características de cada tipo de pendientes, para tomar una buena decisión de compra, tendrás que fijarte en los siguientes aspectos:

  • Es crucial tener en cuenta el diseño y peso del pendiente, porque tendrás que elegir un cierre que aguante perfectamente el tamaño de los mismos.
  • Es fundamental que el cierre no vaya a dañar las orejas ni que provoque inseguridad por perderlo al llevarlo puesto.
  • Lo mejor es elegir un cierre que sea fácil de utilizar dependiendo de tus preferencias personales. De esta forma, evitarás tirones o molestias innecesarias.

Como puedes ver, existen múltiples opciones que podrás considerar para que puedas elegir un buen elevador para tus pendientes. Recuerda que, de una elección correcta del tipo de pendiente que se adapte a tus orejas dependerá que no se te vaya a rasgar el lóbulo. Por este motivo, es una decisión que no deberías tomarte a la ligera.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *